Relato: Universo

Por:  PABLO CORTÉS TORRES

‘El relato pretende explicar el concepto de universo desde lo particular a lo general’.

h1

 

Como de costumbre la hormiguita Pinna hacia su rutinaria fila para cortar y transportar hasta el hormiguero las hojas del árbol en el cual vivía, ella diariamente mientras caminaba se preguntaba que habría más allá del árbol y sus alrededores, pues esto era lo único que conocía, pero se decía que su mundo era un infinito universo inexplorado, lo más lejos que hormiga alguna había llegado a conocer, era el borde de algo parecido a un interminable pozo de agua al cual no se le divisaba el fin, este era uno de los mitos más populares de los que hablaba su abuelo, quien disfrutaba de contarle a Pinna estas maravillosas historias, igualmente solía decirle que en aquel lejano lugar se podía encontrar alimentos maravillosamente extraños de sabores y olores inexplicables pero muy sabrosos.

Los demás habitantes del hormiguero solían burlarse de estas fantásticas historias, que el abuelo aseguraba eran ciertas, ya que su propio padre había logrado llegar hasta allí y le había dado a probar de los exquisitos manjares.

Ocurrió que un día hubo una tremenda tempestad con rayos y granizo, todos en el hormiguero se refugiaron lo más  profundo que pudieron dentro de su hormiguero, afortunadamente todos lograron sobrevivir, pero el árbol que era el sustento del hormiguero quedó completamente deshojado.

La reina muy preocupada citó a una reunión para buscar soluciones, pero todo alrededor del hormiguero estaba destruido, no había que comer, solo un poco de provisiones que alcanzaría para unos 3 días más, y el árbol demoraría muchísimo en retoñar, de que se alimentarán?

Pinna pidió la palabra y dijo:

_ Yo iré al lugar límite de nuestro mundo donde inicia el interminable pozo y traeré de los manjares extraños para que todos podamos alimentarnos. Todos echaron a reír y se burlaban de Pinna y su abuelo por la absurda idea.

La reina llamó al orden e hizo que todos se retiraran hasta el día siguiente para continuar con la reunión.

En su casa Pinna y el abuelo decidieron salir en busca de este lugar saliendo cuando todos dormían. Llevaban las indicaciones escritas años atrás por el padre del abuelo y llenos de esperanza iniciaron el camino.

 

La tempestad había dejado grandes inundaciones así que utilizaron una gran hoja como bote y dos ramas como remos.

Estaban cansados de remar y se quedaron profundamente dormidos, cuando de repente una fuerte ráfaga de viento los impulsó a grandes velocidades hasta que chocaron con una roca, ya había amanecido un nuevo día iniciaba, no podían creer que hubieran viajado toda la noche, pues en su mundo el día y la noche era tanto tiempo como para nosotros lo es un mes.

Al bajar de la barca se subieron a la roca y se encontraron con un infinito campo de pasto, raro para ellos, en su mundo había árboles pero no una gran llanura de solo pasto en donde no se divisaban árboles.

Caminaron con dificultad entre este gran valle y de pronto tropezaron con una especie de pared de un material no conocido por ellos era tan dura como las rocas pero se erguía hacia arriba completamente derecha y hacia los lados igualmente recta a la perfección. Decidieron escalarla y cuando alcanzaron la cima extasiados pudieron divisar el interminable pozo de las historias del abuelo.

Pero no había tiempo para recrearse así que comenzaron a buscar con sus antenas los ambicionados alimentos, de un momento a otro encontraron terrones gigantes de una especie de deliciosa tierra que al comerla se les desasía dulcemente en la boca, luego se encontraron con charcos de un liquido de color café oscuro y burbujeante, al probarlo casi enloquecen con su delicioso sabor, llenos de felicidad tomaron lo que pudieron y lo llevaron a la barca, de regreso al hormiguero los recibieron como héroes y la reina decidió enviar un gran grupo de obreras quienes periódicamente realizaban aquel viaje para alimentar al hormiguero con los deliciosos manjares.

Pablo se levanta una mañana soleada de domingo muy entusiasmado, y le dice a su papá,

_Papá vamos a la piscina, y su madre le dice, _ hijo lleva como de costumbre un paquetico de galletas y una coca cola, por si te da hambre, pero recuerda trata de no regar, que Héctor el vigilante ya nos previno que se están viendo muchas hormigas a los alrededores de la piscina últimamente.

Extrañamente esto viene sucediendo luego de aquel aguacero con granizo que deshojó los árboles del parquecito.

Anuncios

Informativo Deportivo

Nuestro estudiante Samuel Castellanos Rojas es de 1º primaria, nos comparte la elaboración de ‘Informativo Deportivo’. Actividad desarrollada para evidenciar su proceso de redacción escrita y síntesis.
1
2
3

Un sueño universal

Por: Laura Tatiana Medina Santos

El sueño de Tommy: Muchas veces nuestros sueños parecen muy lejanos, pero a veces están más cerca de lo que pensamos……… cree en ti y lo lograras.  

Un sueño universal

Hoy más que siempre quisiera saber cuántos misterios tiene el espacio,  me gustaría tocar las estrellas y saltar en la luna.  Quiero recorrer galaxias,  quiero ver estrellas fugaces y pedir  deseos, nada me haría más feliz que recorrer el universo.

Pero si soy realista es imposible tan solo tengo 10 años, soy un niño muy soñador, tal vez deba hacer caso a mi hermana, mis sueños son inalcanzables, nunca se harán realidad. Tal vez deba ser como ella, es mejor encerrarme en un cuarto todo el día, tal vez así deje de hacerme sueños falsos que no se cumplirán.

1

Al siguiente día……………………

Mi hermana se fue a la escuela y yo tengo el día libre,  no sé qué hacer, pensar en un sueño imposible es inútil y además en unos  nos mudamos de casa. Fue a mi cuarto y empaque mis cosas,  luego vi televisión y antes de darme cuenta quede dormido.

En aquel sueño me encontraba en un cuarto azul oscuro lleno de estrellas se parecía al espacio y estaba en mi armario, pero no era mi cuarto, fue un sueño muy raro pero muy divertido, me encantaría que fuera realidad.

2

Pasaron unos días…………….

Días después llegamos a la casa nueva, desempaque mis cosas  y dormí un rato, estaba muy cansado. Lo raro fue que de nuevo soñé que exploraba el universo………….. Fue estupendo hasta que me desperté y me di cuenta que era un sueño.

3

A la mañana siguiente no dejaba de pensar en mi sueño,  estaba confundido, pero después me di cuenta que tengo mi propio universo es donde vivo aventuras, es mi espacio.

Después de pensar esto unos días comprendí que mi universo es mi cuarto en donde puedo estar con mi familia y vivir mis propias aventuras.

Fin

El rumbo de la universidad pública*

Por:  Daniela Bretón Hernández

Ciencia Política   – Grado 10º

 

POSTER1

En el texto que debemos analizar se está culpando al neoliberalismo imperante, que se refiere la forma que el liberalismo ha tomado en nuestros días, por estar convirtiendo instituciones nacionales, como son las universidades en elementos comerciales más que educativos, específicamente en nuestro territorio Colombia. Algo que es obvio, algo que todos los colombianos sabemos es que ello no es para beneficio de nosotros, sino “para los de siempre”, para los que supuestamente deberíamos confiar, son ellos los que están intentando inventar maneras para poder beneficiarse económicamente de todos los servicios y beneficios que el gobierno tiene que dar a su comunidad y que son indispensables. Ellos, todos, quieren recibir de todos lados pero sin dar nada a cambio.

Con el fin de poder evaluar y mantener la educación de estas instituciones de una “buena manera”, se ha institucionalizado, gracias a la ley del Plan de desarrollo, lo que se conoce como ‘Observatorio laboral’ para lo que su principal labor es, mediante algunos exámenes, saber si existe o no existe un mercado para alguna profesión y para los egresados de dicha carrera. El examen se realiza a los estudiantes, y se les exige realizarlo para poder graduarse,  este examen es conocido como el ECAES (Examen de la Calidad de la Educación Superior). Existen dos tipos de ECAES, uno para carreras profesionales, en las que las preguntas que hacen son específicamente relacionadas con todos los conceptos, sean básicos o más profundos, de toda la carrera, y la otra clase de ECAES se le realiza a los estudiantes que han decidido estudiar una carrera técnica y las preguntas que se realizan en este, son mucho más generales a comparación de las del otro. Este examen y sus resultados están supervisados por el ICFES (Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior), es la nueva versión para el ICONTEC.

Como todo mal acto en esta vida, estos movimientos tienen sus consecuencias negativas, quienes salimos afectados somos las personas naturales, no los que tiene grandes cargos. La principal consecuencia es que la educación aumentó de precio en grandes cantidades, y eso hace que sea más difícil para muchas personas (la mayoría de los colombianos) conseguir un título profesional que les ayude a trabajar dignamente. Supuestamente dan ayudas para poder financiar las elevadas matrículas de los semestres, eso no es nada más que una manera de dar más poder y riquezas a las personas que no hacen nada por nuestro bien. La segunda consecuencia se ve claramente en la calidad de la educación, porque en vez de incentivar a los estudiantes a hacer lo mejor que ellos puedan, se le impone el criterio de máxima rentabilidad, que es lo que la competencia hace, y por ese criterio se maneja a muchas otras personas.

Se ve una drástica y alarmante reducción en todo aspecto en la calidad de la formación universitaria o educación superior. Todos estos argumentos nos llevan a una pregunta en general ¿Cuál es la calidad que esperamos que nos brinde una universidad ya sea privada o pública? Si queremos ser objetivos, tenemos que investigar acerca de las ideas más básicas de estos temas, respondamos entonces la siguiente pregunta. ¿Para qué sirve las instituciones universitarias?

La respuesta a esa simple pregunta contiene 3 aspectos y objetivos que son: Capacitación individual para poder estar en la competencia del mercado laboral. Generación de conocimientos. Formación de capacidad individual y colectiva de transformación. A continuación las definiremos por aparte, empezando por la capacitación individual para el mercado laboral.

Este primer objetivo abarca un falso concepto, la institución universitaria tiene que enseñar todo lo relacionado con el trabajo que se va a realizar. Ese concepto no incluye forma a un ser humano con valores o principios, sino crear a una persona que pueda ser alguien grande en el mercado del trabajo. Por esa misma razón se ha dado la opción de poder estudiar ayudándose de la tecnología (como es la computadora, y el internet), porqué los conocimientos que se deben transmitir son enteramente “prácticos”, y ese método puede ser más accesible a muchas personas por la gran diferencia entre costos de presencial o virtual. Además en las universidades públicas son libres de contratar a personas que enseñen que no tengan título o nada parecido, sino experiencia en su campo. Como todo estándar de calidad debe tener una base para poder compararse con otro, nuestro nivel de calidad se compara al de otros países, como el nivel educativo de una de las potencias mundiales, los Estados Unidos de Norteamérica, y por eso mismo es que muchas personas han sacado la maravillosa conclusión de que en Colombia se “enseña demasiado”, por eso es que se ven reducciones en los créditos académicos y en las horas que se emplean al estudio universitario.

El segundo aspecto de para qué sirven las instituciones universitarias, habíamos dicho que era la ‘Generación de conocimientos’. En este aspecto también vemos la perdida de la formación como seres humanos ejemplares, y en cambio vemos como las universitarios lo que están logrando es crecer en conocimiento. Y aunque también estas instituciones quieren incentivar la creación de cada uno de sus estudiantes está perdiendo valores que le serían de mucha ayuda para poder entablar relaciones con las personas que lo van a rodear en su campo laboral. En este punto encontramos la causa de una de las enfermedades más comunes en el mundo, que lleva, en muchos casos, a la muerte. Hablamos del estrés que se da por falta de inteligencia emocional. La inteligencia emocional nos ayuda a poder reconocer nuestra emociones y poder utilizarlas en nuestro beneficio, en las situaciones en las que esta ciencia es más útil es el trabajo, así que mi opinión es que instituciones tan serias como lo son las universidades deberían centrarse más en poder formar seres humanos que sean capaces de afrontar sus dificultades manteniendo su personalidad y dignidad intactas que es lo que a este país y a todo el mundo en general le hace falta.

Por último, pero no menos importante, tenemos el objetivo número tres, de para qué sirven los institutos de educación superior, que es el que se refiere a la “Formación de capacidad individual y colectiva de transformación”. En este punto vemos algo que tiene que ver con lo anteriormente mencionado, la importancia de la formación de buenos ciudadanos. Las universidades además de tener la misión de enseñar e instruir, también son parte de la misión de construir la capacidad individual y colectiva de transformación y creación, dando valores como la honestidad,  implantando en los corazones de estudiantes que el que hace las cosas bien, las consecuencias son buenas. También tenemos que recordar que el sistema de universidades públicas es una identidad estatal del orden nacional, es decir, que nos pertenece, y por lo tanto, tiene que ser para nuestro beneficio y para que se formen las próximas generaciones con más razón.

Para hacer un pequeño resumen de todo lo que acabamos de decir, las instituciones universitarias de este país deben tener como objetivo principal la construcción de capacidad individual y colectiva de transformación y de crítica, que va a hacer que la comunidad crezca en cultura, dejando en segundo lugar la generación conocimientos, sin borrarlo de la lista de requerimientos. Además las universidades públicas deben tener su origen y su fuente de sostenimiento debe estar sujeta al control social. Y que la plata que se invierta para estas universidades se vea, porque esas personas que quitan la plata que no es de ellos, nunca les enseñaron algo llamado ‘Ética laboral’ que es lo que se forma con ayuda de la construcción de capacidad individual y colectiva de crítica. Estas instituciones deben verse como método para la adopción de políticas y planes que debe operar en la democracia. Estas instituciones son creadas por la sociedad y son creadas para el servicio de la misma, por eso es que las universidades públicas deben conocer la nación y la región y enfocar su atención hacia su transformación en favor de la colectividad.

Conociendo todo esto, y teniendo nuestro propio concepto formado sobre cómo deberían ser las universidades públicas de nuestro país, no es suficiente con que tengamos el conocimiento sino que hagamos algo para impartirlo o para hacerle ver a las personas que tiene más poder que nosotros que si ellos quieren el cambio puede ser grande y notorio. No se necesita mucha plata para poder hacer los cambios necesarios, sino que se necesita la actitud correcta y así podemos direccionar el rumbo de estas instituciones universitarias que están construidas para nosotros, el pueblo. Así que ¿Qué estamos esperando?

 *Texto escrito a partir del ensayo del profesor Alfonso Conde Cotes: “El rumbo de la universidad pública”

¿para qué sirve la filosofía o por qué la filosofía en este momento?

Por: Daniel Santiago Avella Chaparro – Ciclo VI.

¿Qué puede hacer la filosofía en tiempos en los que, como este, se está perdiendo la fuerza de la palabra y vale más las malas acciones para demostrar quién es más fuerte? La filosofía es una herramienta que desafortunadamente está cayendo en desuso. La filosofía se trata de parar y pensar antes de seguir. No es siempre cierto que el que piensa, pierde. Más bien, el que piensa, gana. Gana información, gana argumentos, gana conocimiento.

En un mundo depravado como este, donde últimamente sólo importan los placeres pasajeros y el triunfo efímero, la filosofía puede más que los impulsos y sentimientos si se sabe utilizar y aparte de eso, se utiliza. No en vano los más grandes pensadores han sido frugales y conciliadores, mientras que quienes no quieren pensar son los más promiscuos y contendedores. La razón es necesaria para poder aprender de las experiencias de los demás, en lugar de pasar por el doloroso filtro de tener que experimentar por sí solo el amargo precio del conocimiento, que otros valerosamente ya pagaron por nosotros.

Si tan sólo la humanidad aprendiera de sus propias experiencias y errores, si estuviera decidido a aprender; si estuviera decidido a no cometer los mismos errores de antaño, ¡Qué pacífica sería la humanidad! Pero no. Como humanidad nos rehusamos a aprender, a salir de nuestra propia efímera comodidad para ver un poco, aunque sea un poco más allá de ella. Como humanidad, estamos destinados a repetir la historia.

La filosofía abarca todo el pensamiento humano. Así un pensamiento, por insignificante que sea, ya es filosofía. En este sentido, dependiendo de los diferentes tipos de pensamiento la filosofía puede ser una cura para la maldad humana, o puede ser el alimento de esta. Si nos detenemos a pensar acerca de la filosofía, también abarca pensamientos como el nazismo de Hitler. El racismo, una de las principales características de esta filosofía, está sustentado por pensamientos aparentemente lógicos. Un ejemplo de esto es una controversial cita de David Hume, gran filósofo escéptico de la corriente del Empirismo, en su ensayo De los caracteres nacionales:

“Sospecho que los negros y en general todas las especies de hombres (de las que hay unas cuatro o cinco clases) son naturalmente inferiores a los blancos. Nunca hubo una nación civilizada que no tuviera la tez blanca, ni individuos eminentes en la acción o la especulación. No han creado ingeniosas manufacturas, ni artes, ni ciencias. Por otra parte, entre los blancos más rudos y bárbaros, como los antiguos alemanes o los tártaros de la actualidad, hay algunos eminentes, ya sea en su valor, forma de gobierno o alguna otra particularidad. Tal diferencia uniforme y constante no podría ocurrir en tantos países y edades si la naturaleza no hubiese hecho una distinción original entre estas clases de hombre, y esto por no mencionar nuestras colonias, donde hay esclavos negros dispersados por toda Europa, de los cuales no se ha descubierto ningún síntoma de ingenio; mientras que la gente pobre, sin educación, se establece entre nosotros y se distinguen en todas las profesiones. En Jamaica, sin embargo, se habla de un negro que toma parte en el aprendizaje, pero seguramente se le admira por logros exiguos, como un loro que ha aprendido a decir varias palabras”.

Pensándolo superficialmente, esto parece convincente, pero sabemos que cada una de las culturas humanas se destacó en algún campo de la ciencia: Los árabes fueron ingeniosos en el campo de las matemáticas y la música; Los pueblos americanos precolombinos y los antiguos egipcios fueron excepcionales en la arquitectura…etc.

Hoy en día tenemos el privilegio de saber hacer buena filosofía, constructiva y en pro de la humanidad. Sin embargo nos lo estamos perdiendo. Sabemos que las guerras no traen sino destrucción y muerte, y no hay un resultado satisfactorio para ninguna parte, ni siquiera para la ganadora. Sin embargo en la edad contemporánea siempre se ha hablado de guerras, destrucción y muerte. Incluso muchos pensadores han tratado de imponer sus ideologías por la fuerza en lugar de la palabra, demostrando que sus ideas no tienen fundamento válido y creando guerras de filosofías.

No en vano el siglo XX e conoce como el siglo de las ideologías, y fue precisamente en el siglo XX la época en la que surgieron las peores guerras de la historia. En Colombia, empezamos ese siglo con una guerra ideológica entre liberales y conservadores que diezmó un montón de vidas colombianas. Y el conflicto entre estos acabó con el inicio del conflicto con las diversas guerillas que se han formado en el país.

A nivel mundial, fue en el siglo XX en el que se dieron: La Primera Guerra Mundial, la revolución rusa que terminó con el asesinato (sí, asesinato) del zar Nicolás II y su familia en Ekaterimburgo; la depresión del 29, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra fría, la guerra de Vietnam y la Guerra del Golfo, por nombrar algunos. Aun hoy, prácticamente empezando siglo (en la segunda década de este), ya oímos hablar acerca de la maldad humana como quien pregunta qué hora es.

En lo poco de siglo y de milenio que llevamos, oímos hablar de: El 11 de septiembre de 2001, el bombardeo de Irak, las múltiples amenazas bélicas por parte de Corea del Norte, Insurrección de los pueblos árabes contra sus tiranos líderes, bombas en Boston, terrorismo suicida en los países árabes contra Israel y contra los Estados Unidos, secuestros de personas, secuestros de aviones civiles, asesinatos, torturas, violaciones a los derechos humanos, abusos físicos, emocionales y sexuales; víctimas inocentes, hambruna en los países africanos debido a la mala repartición de los bienes mientras que EEUU los acapara casi todos para sí mismo, discriminación racial hacia los negros mestizos e incluso hacia los blancos, dolor, sangre y muerte. Todo en menos de veinte años.

Entonces ¿Qué puede hacer la filosofía en tiempos de depravación como estos? Los pensamientos correctos podrían ayudar a sanar este mundo, porque si nos detuviéramos a pensar acerca de los métodos que utilizamos como resolución de problemas, estos son inútiles y el mismo transcurso de la Historia nos lo ha demostrado. De nada sirve el uso de las armas para conseguir algo y si nosotros (toda la humanidad) pudiéramos entender eso, si tan sólo dejáramos de llevar por nuestros impulsos y ponerle razón a nuestras acciones, aun en las más insignificantes discusiones de la vida; entonces esa depravación desaparecería.

Sin embargo, pensar es un trabajo difícil, por lo que decidimos no hacerlo y tener que sufrir las consecuencias permanentes de nuestra efímera comodidad.

Cuento: Galak

gnomo

Por: Estefania Elejalde Baena – Estudiante Cepaf

Hoy me levante temprano, era mi primer día de estudio. Me organice, desayuné  y me senté frente al computador.

Al dar inicio, sucedió algo inusual, en el monitor apareció un ser pequeño y gracioso, tenía apariencia de gnomo, quise gritar y llamar a mis padres, pero él se llevó el dedo a la boca para que no lo hiciera.

-Espera no te asustes, no te hare daño

-Quien eres le pregunte

-Soy Galak, vivo aquí en la web

– ¿Pero como no te había visto antes?

-Porque no querías verme. Solo me les aparezco a las niñas como tu mi querida Estefanía, que tienen un corazón puro y enormes deseos de conocer personas y aprender cosas nuevas, yo quiero ayudarte

-¿Y cómo lo harías?

– Muy fácil, cierra tus ojos y déjate llevar por mi voz

Esto no estaba pasando, todo era como un sueño del que no podía despertar. Cerré los ojos y me deje llevar por esa voz suave y enigmática y me sentí transportada por lugares hermosos, playas de arena blanca y montañas altas vestidas de blanco.

Gallak me enseñaba cada lugar y me explicaba su ubicación. Me sentía como en las mil y una noches donde yo era la protagonista.

Al cabo de un tiempo Gallak me dijo que abriera los ojos, yo lo hice.

Me dijo que nunca dejara de soñar y aprovechara todas las ventajas que ofrecía el internet para aprender, viajar y conocer otras culturas.

No tuve tiempo de despedirme porque escuche la voz de mi mama llamándome que me levantara y me preparara para empezar mi primer día de estudio en línea.

EXISTEN FUEGOS

Ilustraccion por Solnoe.

Por: Federico Medina Valencia

Existen distintos tipos de fuegos cada uno con su debilidad y con su zona fuerte, cada fuego es único, ya sea mas apagado o más grande furioso e impetuoso, es por eso que si te acercas mucho a unos  te quemaras o simplemente los apagaras. Federico era uno de esos fuegos que solo existen, no era ni impetuoso ni demasiado débil, el solo existía y ya.  No pensaba en el por qué de su  existencia, ni de qué madera estaba hecho, él se limitaba a observar a los demás, no intervenía ni para bien ni para mal. Algunas veces los saludaba a los otros fuegos y otras no, pero un día eso cambio al ver que cada vez estaba más apagado y por primera vez en su vida se preocupo realmente.  Como no sabía de qué madera estaba hecho no sabía dónde buscarla o siquiera si podía conseguirla para que su fuego ardiera más, no podía pedir ayuda pues, aunque conocía a todos, le eran extraños a la vez, no sabía ni siquiera como se llamaban la mayoría de ellos. De manera que decidió ir solo buscar un poco de su madera por algún lugar, de esa manera recorrió el mundo y cada vez conocía mejor a las personas y estaba sorprendido al ver que la mayoría se prestaban a ayudarle y para cuando se dio cuenta su fuego se había recobrado, volvía ser un fuego de un tamaño promedio, solo que esta vez no solo observaba sino que también ayudaba y se dejaba ayudar. Federico descubrió que su fuego estaba hecho del fuego de los demás.

 Basado en el texto: EL MUNDO del LIBRO DE LOS ABRAZOS, – Eduardo Galeano. 1990