Archive for the ‘ Noticias ’ Category

“La tecnología hace que la educación sea más emocionante”: Terry Anderson

Por: Diana Luque Lavado

Uno de los temas que se tocaron de manera especial en el II Congreso Mundial de e-Learning es el paso que muchos docentes deben vivir de la enseñanza tradicional a la 2.0, y cómo puede resultar difícil de asumir.

Este tema ya se había tocado en el pasado Campus Party Bogotá, a ahora Terry Anderson, quien desarrolla investigaciones en el Instituto Canadiense de Investigaciones de Educación a Distancia, CIDAR, de la Universidad de Atabhasca, compartió su experiencia en el evento sobre cómo llevar la tecnología a la educación.

Anderson visitó por primera vez Colombia para hablar sobre las tres generaciones de docentes que existen en la educación a distancia, y ENTER.CO habló con él para profundizar sobre su trabajo de investigación, en el que lleva más de 40 años.

“Motivar el uso de la tecnología en la educación es como empezar un jardín: hay que ver otros jardines y pensar qué se puede tomar de ellos. Es un gran trabajo el preparar la tierra, plantar las semillas y después regar. Tener buenas ideas toma un largo tiempo, pero pienso que vale la pena”, dijo.

Uno de los retos del uso de la tecnología en la educación es motivar a estudiantes y docentes a apropiarse de ella, a dar el salto. Anderson piensa que lo importante para los profesores es aventurarse a usar las redes sociales en la vida cotidiana: “Pienso que deben exponerse, no únicamente de manera educativa, sino ver que las redes tienen una verdadera aplicación en un sector de su vida, para que después lo puedan trasladar a otra. Cada uno debe ver cuáles son los beneficios”.

El uso de las redes en la vida cotidiana de los docentes es lo que lleva a que las experiencias se trasladen a otras áreas: “Esto debe generar un reto al ver otros ejemplos de profesores que las estén usando, personas que las hayan adoptado tempranamente, y después tener la oportunidad de hablar y leer sobre ello. Algunos de nuestros directores de colegio utilizan las redes como tableros para hacer sus anuncios, y después se unen unos cuantos directores del sector y hacen un acuerdo para hacer reuniones en Second Life con la idea de compartir, y después invitar a más personas con la idea de hacerlo viral. Pero no se puede negar que el comienzo es duro”.

Por eso, resulta mucho más sencillo motivar a los estudiantes; ellos son nativos digitales y muchos conviven con las redes sociales la mayor parte del tiempo. Si el docente motiva de manera adecuada, para ellos será más satisfactorio: “Cuando saben que el trabajo va a ser visto, editado y comentado con otros estudiantes, especialmente de otros países o partes del mundo, es evidente que trabajarán más duro que si saben que va a ser un simple ensayo para el profesor”. Y con el acceso a todas las herramientas gratuitas y económicas que existen hay muchas más oportunidades. Para Anderson el reto es mayor para los docentes.

Pero, ¿por cuales herramientas comenzar? Le preguntamos a Anderson cuáles son las que más utiliza: “Tengo mi propio blog y uso wikis en mis clases. Ahora, para CIDAR, estamos tratando de desarrollar un tipo de Facebook propio, un lugar especial en el que los estudiantes puedan ir y tener un contacto social que aparte de diversión y juego. Facebook es bueno para la familia y los amigos, pero este Facebook propio es para que los estudiantes tengan un panorama de lo que ven en clase de alguna manera”.

Este proyecto no es una casualidad, pues para Anderson y la mayoría de docentes que trabajan el e-Learning y educación a distancia las redes sociales son una herramienta vital: “Se piensa que las redes sociales no tienen mucho que ver con el conocimiento, pero pienso que es una idea errónea. Si la gente tiene LinkedIn para hacer negocios, ¿por qué no tener una red social para educación? La idea es poder empezar a organizar pequeños Facebooks en los que puedas tener más o menos seis estudiantes y así compartir información sobre historia de Colombia, por ejemplo. Y creo que es muy útil porque además es muy fácil tomar grabaciones, hacer entrevistas a tus familiares, ir y ver qué es lo que está pasando en la ciudad: con las redes sociales se pueden poner de acuerdo para hacerlo juntos”.

Sobre Colombia y el software libre.

Uno de los puntos llamativos de la conferencia su conferencia es el valor que tiene el software libre, y en especial las licencias abiertas como Creative Commons (CC), para el trabajo docente y la investigación: “Apoyo mucho CC porque por muchos años estuve envuelto en varios proyectos, y en los años 90, para crear plataformas de aprendizaje, no encontrábamos material y siempre costaba mucho dinero. Cuando puedes tener algo que es CC, licenciado para que cualquiera en el mundo lo use, todos los problemas de tenencia y colaboración desaparecen, ya no hay abogados, es hacer lo imposible posible”.

Muchos de los libros que Anderson escribe se pueden descargar de manera gratuita, gracias a las licencias de Creative Commons, porque para él lo importante es llegar a las personas: uno de sus últimos libros vendió 1.600 copias, pero tuvo 100.000 descargas alrededor del mundo.

Además de la impresión que se llevó del Congreso y Cartagena –aunque le cambió el nombre al país–, a Anderson le llamó la atención la experiencia de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD) en Colombia y la visión de que el proceso de apropiación de tecnologías en la educación es compartido.

“El cambio no sucede solo con que el director diga, no pasa solo porque las personas usen las cosas, pasa porque ambos se unan y hagan todo al tiempo. Muchas veces la gente de arriba culpa a la de abajo y viceversa, y entonces nada pasa. Ese es el mayor reto para mí, y en realidad todos somos parecidos, todos tenemos las mismas luchas con el uso de la tecnología. Me gustó oír historias de diferentes partes, porque ahora tengo muchas ideas que me puedo llevar a casa, pero además son ideas que puedo poner en práctica”.

El ejemplo de Terry Anderson junto con lo que compartió es una muestra de que la relación entre educación y tecnología tiene un largo camino por recorrer en nuestro país y América Latina, pero cómo él mismo dijo, vale la pena, no únicamente por los resultados, sino porque ese es el futuro. “Creo que esto hace que la educación sea cada vez más emocionante, porque esa es la forma como el mundo es ahora y necesitamos ayudar a nuestros docentes y estudiantes a que experimenten lo divertido que es esto”, concluyó.

Fuente: http://www.enter.co

Anuncios

Nacidos para Aprender

Born to Learn es el primero de una serie fascinante de animación con el objetivo de proveer acceso a los nuevos descubrimientos realizados sobre como aprendemos los seres humanos.

La vida explicada en videojuegos

por Sebastián Martínez

La vida no es un juego. Pero los juegos han sido una gran parte de la historia humana. Hoy podemos disfrutar de miles de deportes, juegos de mesa y videojuegos ultrarrealistas que nos sumergen en mundos fantásticos que sin embargo ayudan a entender la vida real.

Es divertido pensar que durante el auge de los videojuegos había quienes querían echarles la culpa por algún incidente violento o comportamiento extraño que involucrara a un joven, como también pasó con la música rock en su época. Pero comparar un mundo de juegos electrónicos con el comportamiento humano de la vida real es una metáfora bastante difícil de validar.

Sin embargo, una metáfora nunca dejará de ser más que una comparación entre dos cosas que no parecieran relacionarse. Para aquellos de nosotros que llevamos jugando a través de consolas y PC durante las últimas dos décadas, no parecería tan extraña una metáfora que compare la vida con un videojuego.

ARTICULO COMPLETO

FUENTE: http://www.enter.co

 

 

La carta de Hitler que cambió la historia

Fue redactada a máquina y firmada por el líder nazi en 1919, más de dos décadas antes de su apogeo en el poder. Se considera su primer escrito antisemita. Estuvo perdida 70 años y ahora se muestra al público por primera vez.

Diez meses después del final de la primera Guerra Mundial, un veterano alemán que había participado en la contienda escribió cuatro carillas en las que daba fundamentos para tratar “la cuestión judía” desde un punto de vista racional. Tenía 30 años y la firmó de puño y letra en tinta negra, con su letra redondeada: “Respetuosamente, Adolf Hitler”.

El documento, escrito a máquina, está fechado en 1919 y constituye el primer registro histórico de las teorías que luego pondría en práctica, como políticas de estado, el líder del Tercer Reich.

Fue originalmente una respuesta a un colega en el comando militar, Adolf Geimlich, lo que le ha dado su nombre: la Carta Geimlich. Hallada casi 70 años después de haber sido escrita, ahora por primera vez se muestra al público en el Museo de la Tolerancia de la ciudad de Los Ángeles.

Los historiadores considera que es uno de los documentos clave para explicar la historia del siglo XX, que revela el espíritu del líder del nazismo de manera más acabada que su libro fundacional, “Mi lucha”, publicado seis años más tarde.

BBC Mundo le cuenta la historia detrás de estas cuatro páginas amarillentas: ¿qué dice y qué sugiere? ¿Cómo se comprobó su veracidad? ¿Y cuál es el valor documental que podría hacer revisar las teorías de algunos historiadores sobre el pasado reciente?

Las palabras de Hitler

Hitler redactó la carta para Adolf Geimlich, un miembro del Aufklärungskommando, la oficina de inteligencia militar de Munich, como un intento de respuesta a una cuestión urgente: ¿cuál era la situación de los judíos en Alemania después de la derrota en la Gran Guerra y qué posición al respecto tomaban las fuerzas armadas?

Hitler se sentó en una máquina de escribir del ejército y redactó una suerte de ensayo de cuatro páginas, que fue recibido con beneplácito por sus superiores en el departamento de propaganda.

“Es su primer escrito político contando cuáles eran sus planes para los judíos. Es difícil que exista un documento más relevante para comprender la segunda Guerra Mundial: expone cuáles fueron las razones para llevar adelante esa guerra desde la cabeza misma de quien la impulsó, Adolf Hitler”, señaló a BBC Mundo Marvin Hier, decano del Centro Simon Wiesenthal, que adquirió la carta por US$150.000 y la ha puesto a la vista en el museo angelino.

Allí, el líder nacionalsocialista establece que “el antisemitismo es fácilmente caracterizado como un fenómeno emocional. Pero esto es incorrecto. El antisemitismo como un movimiento político no puede y no debe ser definido por impulsos emocionales sino por el reconocimiento de hechos”.

Esos hechos, dice, son postulados irrefutables, como que “el judaísmo es absolutamente una raza y no una asociación religiosa” o que los judíos responden al estereotipo de “acumuladores de riqueza” como un paso hacia la conquista del mundo a través del dinero.

“Todo hombre va detrás de un objetivo mayor, sea la religión, el socialismo, la democracia. Para los judíos éstos son sólo un medio para un fin, la manera de satisfacer su deseo por el oro y la dominación”, expresó quien sería luego la cabeza del brutal Tercer Reich.

Y agregó después: “el antisemitismo que se alimenta de razones puramente emocionales siempre encontrará su expresión en la forma de pogroms (ataques violentos contra judíos). Pero el antisemitismo basado en la razón debe llevar al combate y a la suspensión sistemática de los privilegios de los judíos… Su objetivo final, sin embargo, debe ser la eliminación sin compromisos de los judíos como tal”.

ARTICULO COMPLETO

FUENTE: http://www.semana.com

¿Dónde va la fila?

 

 

 

 

En Bogotá las filas han llegado a ser parte integral del paisaje urbano. Del TransMilenio al estadio y de los bancos a las salas de urgencias. ¿Por qué hacemos tanta cola? ¿Todas son necesarias? ¿Cuántas son evitables? ¿Sabemos comportarnos en una fila? Informe especial sobre uno de los grandes dolores de cabeza de los bogotanos.

VER ARTICULO MULTIMEDIA

El Pacto Global, una estrategia para empresas sostenibles

Hoy comienza en el Club El Nogal de Bogotá el ‘Congreso de Pacto Global’, que reúne a destacados invitados colombianos e internacionales.

El alemán Georg Kell es el director ejecutivo del Pacto Global, una iniciativa voluntaria que bajo el auspicio de las Naciones Unidas incluye a más de 6.000 participantes de 135 países, que trabajan el tema de la sostenibilidad corporativa.

Al adherir al programa, las empresas que lo integran se comprometen a alinear sus estrategias y operaciones con diez principios universalmente aceptados en cuatro áreas temáticas: derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y anticorrupción.

Precisamente, hoy comienza en Bogotá el ‘Congreso de Pacto Global’, que reúne a destacados invitados colombianos e internacionales. Sobre este y otros temas, Kell conversó con Portafolio.

Tras más de 10 años de haber comenzado, ¿cuál es el balance del Pacto Global?

Desde el 2000 esta iniciativa ha convocado a las empresas para que tengan en cuenta de manera estratégica aspectos ambientales, sociales y de gobernanza en sus operaciones, con la creencia de que los actos responsables de la comunidad de negocios pueden darle a diversas economías los valores que son esenciales para construir confianza en los mercados, impulsar el crecimiento y promover el desarrollo.

En respuesta, líderes de todo el mundo han atendido nuestro llamado.

El Pacto Global es la iniciativa de sostenibilidad corporativa más grande del mundo, con más de 8.000 firmantes, incluyendo 6.200 empresas.

¿Por qué una de las 4 son los derechos humanos?

Los derechos humanos han sido tradicionalmente una preocupación de los Estados. En la medida en que las compañías se dan cuenta de que por razones legales, morales o comerciales tienen que preocuparse por el tema, son confrontadas por un número de desafíos. Por eso deseamos destacar la relevancia de los derechos humanos para la comunidad de negocios, enfatizando en las soluciones prácticas y señalando herramientas y material de guía.

 ¿Qué tanto se ha logrado avanzar en lo que hace a normas laborales?

Nuestros principios son tomados de los de la OIT y nuestra labor consiste en destacarlos y lograr el apoyo de la comunidad de negocios en esta materia. Por ejemplo, somos la principal fuente de referencia de un servicio de la OIT que les ayuda a gerentes y trabajadores a entender la aplicación de los estándares laborales globales.

 ¿Y sobre el medio ambiente?

Programas de las Naciones Unidas han incorporado nuestras iniciativas sobre el clima, al igual que sobre el agua. En el caso de la primera, más de cuatro quintas partes de las grandes compañías que la suscribieron, y una de cada tres pequeñas y medianas empresas, tienen estrategias fácilmente identificables para manejar su impacto sobre el ambiente.

Además, se han impulsado estrategias comprensivas de largo plazo que incluyen tanto empleados de las empresas involucradas como aliados en las cadenas de suministro, competidores, reguladores y la sociedad civil, entre otras acciones.

 ¿Y la lucha contra la corrupción?

Gracias a la alianza con otras áreas de Naciones Unidas y diversos organismos, el Pacto Global contribuye a la lucha contra la corrupción.

Aparte de ello, en diciembre del 2010 lanzamos un proyecto en cinco países para facilitar el diálogo entre sector público y privado, con el fin de explorar oportunidades sobre cómo la acción colectiva puede crear estímulos para el desempeño ético en los negocios. Tales países son Brasil, Egipto, India, Nigeria y Suráfrica.

 ¿Qué viene en el futuro?

Desarrollar oportunidades para el diálogo, el aprendizaje y la acción en todas las áreas. Además, estamos desarrollando nuevas plataformas en áreas como energía sostenible y derechos de los niños.

También tenemos el encargo de organizar un foro sobre sostenibilidad corporativa en el marco de Rio más 20, a mediados del próximo año en Río de Janeiro.

 ¿Cómo ve a Colombia en el contexto del Pacto Global?

Alineada con la participación activa de compañías a lo ancho de América del Sur. El capítulo colombiano incluye un amplio rango de organizaciones y empresas comprometidas con la sostenibilidad corporativa, con un total de 184 participantes. Hacia adelante, creemos que el Pacto Global es la mejor plataforma que la comunidad de negocios en Colombia puede encontrar para hacer sonar su voz como promotora del tema.

 ¿Por qué una empresa debe sumarse a esta iniciativa?

Porque les ofrece a las compañías un marco de políticas para organizar y desarrollar estrategias sostenibles al tiempo que dispone de una plataforma basada en principios universales para impulsar iniciativas innovadoras y alianzas con las sociedad civil, los gobiernos u otros actores.

Además permite crear redes alrededor del mundo, acceder al vasto conocimiento de las Naciones Unidas en estos temas y usar herramientas administrativas y recursos para trabajar en diversas áreas.

 ¿Cuáles son las mayores dificultades que han encontrado?

A pesar de que hemos movilizado a miles de compañías en todo el mundo, todavía estamos lejos de llegar a una masa crítica.

Por lo tanto, un nuevo nivel de desempeño corporativo es necesario para responder a los desafíos globales y responder a la promesa de la sostenibilidad. Nuestro objetivo es llegar a 20.000 participantes corporativos en el 2020.

 Fuente: http://www.portafolio.co/economia/el-pacto-global-una-estrategia-empresas-sostenibles

IMPLICACIONES ÉTICAS Y POLÍTICAS DEL CONSUMO

Que el consumo no es un acto inocente, recuerda el ecólogo José María Borrero en este texto en el que aborda diversos aspectos de ese acto, muchas veces inconsciente, que es la acción de pagar con nuestro dinero por algo, y agrega: «No podemos desconocer el poder que tenemos como consumidores. Nuestras decisiones cotidianas de consumo ejercen una influencia decisiva en el escenario político del mundo».

José María Borrero Navia

En la encrucijada ante la cual nos enfrenta la crisis ambiental, «la función principal de la inteligencia no es conocer, ni crear, sino dirigir el comportamiento humano para salir bien librados de la situación. Es, pues, una función ética»

(Marina, 1998, p. 220)

El consumo es un acto políticamente implicado porque las elecciones cotidianas que millones de personas hacen de  bienes y servicios conducen a consolidar sistemas de producción, tecnologías y relaciones sociales ambientalmente incompatibles, moralmente condenables e injustos. O bien, otros amigables con el ambiente y justos. No podemos desconocer el poder que tenemos como consumidores. Nuestras decisiones cotidianas de consumo ejercen una influencia decisiva en el escenario político del mundo.

Tampoco podemos pasar por alto nuestro servilismo cuando elegimos productos sin tener en cuenta las circunstancias de su manufactura, en especial la responsabilidad ética, ambiental y social del productor. Los poderes que arruinan nuestra vida (léase gobiernos autoritarios, corporaciones transnacionales u otros) operan en instituciones, códigos culturales y relaciones sociales encarnadas, pero no son completamente externos a nosotros porque su poder deriva en buena parte de nuestra voluntad.

Sería necio ignorar el poder que en ocasiones pueden tener fuerzas o factores externos a nuestra voluntad. En consecuencia, nuestra  prioridad política debe ser comprometernos en una batalla cotidiana contra todas las formas de dominación que malogran nuestra voluntad, particularmente contra el poder de una minoría privilegiada para sojuzgar a las mayorías excluidas; el poder del Estado sobre la gente y comunidades; el poder de las ciudades sobre grandes extensiones rurales, abrumadas por su «huella ecológica»; el poder de la racionalidad instrumental sobre el pensamiento complejo, que también tiene estrechos vínculos con la sensibilidad humana.

ARTICULO COMPLETO

Fuente: www.revistanumero.com